fbpx
lunes, octubre 25, 2021

Slide SUSCRÍBETE AHORA iEN TU PRIMER PAGO! $1.99 Accede A Todo El
Periodismo Que Ofrecemos.
por OFERTA POR TIEMPO LIMITADO.

Desbloquea la aplicación móvil solo para miembros.


Lea RepublicaTimes.com sin anuncios.


Disfrute de artículos de opinión exclusivos para miembros.

Biden presionará a los líderes mundiales para que vacunen al 70%

Últimas Noticias

Redacción
Nuestro compromiso eres TÚ. Somos un equipo de periodistas y traductores hispanos que trabajamos a la antigua; recopilando información de fuentes directas, verificándola, y escribiendo artículos informativos sin persuadir tu opinión. Nos hemos comprometido a luchar contra la desinformación rampante que abunda en internet y para hacerlo nos valemos de nosotros mismos para entregarte el mejor contenido todos los días. Por eso te invitamos a que nos ayudes y te unas a que las noticias se ajusten a los hechos. Si nos ayudas con $3.99 al mes te conviertes en miembro Premium con acceso a exclusivos artículos de tú interés. Obtén tu membresía Premium por tan solo $1 en el primer mes. Tu apoyo le permite a nuestros periodistas seguir buscando la verdad.

El presidente Joe Biden pedirá a los líderes mundiales que vacunen al 70% de la población de la Tierra para el próximo año, según documentos de la Casa Blanca. Sin embargo, establecer ese objetivo puede resultar considerablemente más fácil que lograrlo.

Biden organizará una cumbre virtual la próxima semana para jefes de estado y líderes de ONG y el sector privado, con el objetivo de reunir a estas figuras para “unirse y comprometerse a poner fin a la pandemia de Covid-19”, según una invitación vista por el Washington Post.

Como parte de ese compromiso, Biden presionará a todos los involucrados para que al menos el 70% de la población mundial se vacune para el próximo mes de septiembre, según una lista de objetivos preliminares distribuida por la Casa Blanca. Otros objetivos incluyen impulsar la producción de vacunas, pruebas, terapias y equipos de protección, crear un ‘Consejo de Amenazas para la Salud Global’ para responder a futuras emergencias y aumentar los flujos de ayuda a los países de ingresos bajos y medianos.

Vacunar al 70% del mundo es un objetivo noble. Los propios Estados Unidos aún no han alcanzado ese objetivo, con poco más del 60% de la población inoculada. En todo el mundo, solo el 43% de las personas han recibido al menos una dosis de la vacuna Covid-19, con una cobertura en algunos países de bajos ingresos por debajo del 2%.

La semana pasada, la Organización Mundial de la Salud (OMS) calificó esta disparidad como “inaceptable”, culpando “a las prohibiciones de exportación, la priorización de acuerdos bilaterales por parte de fabricantes y países, los desafíos continuos para aumentar la producción de algunos productores clave y los retrasos en la solicitud de aprobación regulatoria”.

Incluso dentro de los Estados Unidos, alcanzar el 70% ha resultado difícil para la administración Biden. Después de un verano de tratar de persuadir a los estadounidenses para que se arremanguen, el presidente ha recurrido a medidas más coercitivas y declaró la semana pasada que “nuestra paciencia se está agotando”, ya que ordenó a las empresas privadas que exigieran a los empleados que recibieran pinchazos o que se sometieran a pruebas semanales. La orden, que será aplicada por la Administración de Salud y Seguridad Ocupacional, se suma a los mandatos de vacunas para los empleados federales y un llamado a las empresas privadas a negar la entrada a personas no vacunadas.

Los trabajadores de al menos un hospital ya han renunciado por el último mandato de Biden.

Si bien la vacunación es eficaz para reducir el riesgo de hospitalización y muerte como resultado de Covid-19, su eficacia disminuye con el tiempo y no detiene la transmisión de la enfermedad. Incluso en países como Israel, donde la vacunación está generalizada, el número de casos sigue aumentando.

La administración de Biden planea lanzar inyecciones de refuerzo de la vacuna a finales de este mes, en espera de la aprobación regulatoria. Si otros países hicieran lo mismo, los programas de refuerzo podrían poner en peligro aún más los esfuerzos para llevar las dosis a las naciones más pobres.

 

 

 

 

 

 

 

- Publicidad -
- Publicidad -

Más Noticias

- Publicidad -

Noticias Relacionadas

es_ESSpanish
×

¿DÓNDE ESTÁS UBICADO?

EN USA

OTRO PAÍS